| EL FOLKLORE ARGENTINO EN VOCES DEL FOLKLORE
Argentina,
 
MENU PRINCIPAL
AVISOS CLASIFICADOS
Boletín Informativo
Nombre
E-mail

 
 
 
 
3073586 Lectores
Actualización: 29.10.11
Email
 
Notas de Tapa
Volver Recomendar  
 
 
 

NOCHEROS
El fin que hizo historia

 
     
 

Se terminó un ciclo; es un a clásica frase de gran utilidad periodística que inexorablemente sintetiza el final de un suceso; y que hoy por hoy retumba decididamente en la realidad de Los Nocheros.
Si bien la noticia agito la apacibilidad del ambiente folklórico, es menester aclarar que la separación del exitoso grupo tiene que ver solamente con la desvinculación del mas joven de los cuatro integrantes: Jorge Rojas.

“...obedece solo a las leyes naturales que rigen las relaciones entre los seres humanos...” son algunas de las palabras que estampadas en un papel con puño y letra de Rojas intentaban justificar la decisión. La cual, causo no solo un gran dolor de cabeza al sello EMI sino también, un sin número de emociones y sensaciones a la enorme masa de fanáticos y seguidores que inverosímiles de lo que leían y escuchaban en los medios de comunicación mantenían las esperanzas de que algún papparazi retractara o desmintiera el alejamiento.

La historia se hace presente una ves mas para adueñarse de dos décadas gloriosas vividas sobre un escenario por Mario, Rubén, “Kike” y Jorge, cuatro voces que con un repertorio baladista y arreglos prolijamente articulados conquistaron a un multitudinario publico diseminado por todo el país .

 
 
 

El Principio del Fin

 
 
Para los memoriosos que siguieron de cerca la evolución del conjunto seguramente recordaran el año 1986 no solo como el año del gol que el diego le hace a los ingleses, sino también como el comienzo de una patriada que Mario Teruel y Rubén Ehizaguirre buscaban realizar dentro del cancionero folklórico.

Todo se desarrolla en la pintoresca capital de la provincia de Salta, allí Mario y Rubén invitan a Enrique Aguilera Y Cesar “Kike” Teruel hermano de Mario- a conformar un cuarteto que denominan Los Nocheros.

Este primer periodo nochero se manifestaba condicionado por reglas de un folklore tradicionalista; vestidos a lo gaucho, con tres guitarras y un bombo cantaban un repertorio compuesto por zambas y chacareras tradicionales.
Esta etapa duro aproximadamente siete años.

 
 
 
 
Renovación y Cambio
 
 
Tras producirse el alejamiento de Aguilera el lugar es ocupado por Jorge Rojas quien era un acérrimo admirador del grupo.
El recambio de integrante fue el disparador de nuevos desafíos que se manifiestan en planteamientos antagónicos a la primera etapa.

Nuevos instrumentos (en esa época no convencionales para el genero) como bajo eléctrico y batería y estilo propio basado en un repertorio musical mas contemporáneo donde se destacan canciones con letras cargadas de romanticismo y sensualidad renuevan la imagen del grupo.
Creemos que hay una necesidad grande de cambios, una generación que aguarda algo nuevo”. -aseguraban por esa época- .
Así, los renovados Nocheros comienzan a reclamar un lugar en el mercado folklórico. Tal es así que en el 93 apadrinados por Cacho Tirao, suben por primera vez al escenario de la plaza Prospero Molina (Cosquín) e interpretaron tres temas. Si bien este hecho represento un momento emotivo, la euforia máxima la experimentan recién al siguiente año cuando la comisión los invita nuevamente y esta vez si logran cautivar la atención del publico a tal punto de ser premiados como consagración de las nueve lunas coscoinas.

Las repercusiones de este premio no tardaron en hacerse notar, primero fueron presentaciones en casi todos los festivales y posteriormente el ofrecimiento de parte de una compañía discográfica para gravar el primer álbum del grupo al que denominaron “Con el Alma”. “lamentablemente en aquella época los sellos discográficos no apuntaban a números folklóricos por lo que demoro un año en tener un buena difusión” recuerdan con gestos de fastidio y añaden: “sinceramente ese primer disco lo terminamos vendiendo nosotros mismos ya que le comprábamos cierta cantidad a la compañía y lo vendíamos en los festivales, el dinero nos servia para solventar algunos gastos de viajes, músicos etc.”

Pero la realidad iba a cambiar; los cuatros traían la marca de un mismo destino: la del éxito. Tal es así que en 1997 surge en el país la denominada “movida joven del folklore”, esto facilito para consolidar en Buenos Aires todo el trabajo realizado en el interior. Las actuaciones se fueron dando sucesivamente en lugares impensados por el grupo: actuaron en el Coliseo, el teatro Gran Rex, el Luna Park (realizando ocho presentaciones), en el Estadio Vélez Sarfield (realizando un mega espectáculo) entre otros.

Paralelamente a esta “fiebre nochera” que se expandía por todo el país llegarían nuevos discos y reconocimientos basados en premios, estatuillas y nombramientos que los catapulta al mercado latinoamericano.

Tras trece años de gloriosos momentos Jorge Rojas deja Los Nocheros; esta decisión aceptada y respetada por el resto de los integrantes trae aparejado nuevos desafíos y cambios que tendrá que sortear el grupo. Sin embargo por la capacidad y experiencia adquirida seguramente saldrán airoso de este transe.
Álvaro Teruel, hijo de Mario, será de aquí en mas la nueva voz del grupo. Con tan solo 18 años Álvaro trae frescura en un momento tan caliente por el que atraviesan Los Nocheros.

 
 
 
  NOTAS RELACIONADAS  
   
   
     
   
 
 
 
 
     
Cancionero Argentino
Agrupaciones Gauchas
Empresas Discograficas
Enlaces de Interes
Libro de Visitas
 
Diseo y Desarrollo GraphicTools
 
Diseo y Desarrollo GraphicTools
Email Newsletters