Todo el Folklore Argentino|6 julio , 2015
Ud. está aquí: Inicio » Notas Destacadas » Tamara Castro. La Voz de la Zamba

Tamara Castro. La Voz de la Zamba 

Todo hacía presagiar que sería una jornada tranquila, son mayores sobresaltos, un feriado mas, el de el 8 de Diciembre de 2006. Sin embargo, la noticia nos conmovió a todos los que pertenecemos o no al ambiente del folklore, a media mañana cerca de las 11 se confirmaba el trágico fallecimiento de Tamara Castro. A partir de allí el día no sería igual, pero peor aun el tiempo en adelante tampoco. Se nos iba “la voz de la zamba”, la que mejor supo interpretar a Milikota, la dueña de una dulzura particular, la artista, la madre, la amiga.
Tamara Castro difundía sus canciones recorriendo peñas, clubes y festivales populares de todo el país.
Bajo su sombrero oscuro y con sus bonitos ojos claros, que se destacaban en su rostro, Tamara Castro siempre lucía impecable, radiante, tenía un ángel muy especial, no solo en su voz sino en toda el aura que la envolvía sobre el escenario.
Así como a muchos cantores nuestros, el destino quiso arrebatarla de nuestras manos en lo mejor de su carrera, en medio del fragor de la tarea, entre escenario y escenario, por algún camino de nuestra patria. En este caso fue la ruta pcial 13, entre Ataliva y Hto Primo, localidad, esta última, donde dejo sus últimas canciones al pueblo santafesino.
La cantante y guitarrista, nacida el 4 de diciembre de 1972 en Ensenada, partido de La Plata, hizo su vida desde niña en la localidad bonaerense de Coronel Brandsen, donde a los 3 años empezó a concurrir a clases con Oscar Murillo y Mabel Pimentel, fundadores del “Ballet Brandsen”.
Tamara, surgió a principio de los 90 en la etapa conocida como “El Folklore Joven” y que por cierto espíritu estético y actitud generacional ella fue parte de ese resurgir de nuestra música.
A los 11 años recibió su primera guitarra y a los 12 ya participaba en peñas y festivales locales, hasta que a los 17 viajó a su primer certamen regional en City Bell, donde obtuvo el primer puesto solista vocal femenino. Ese fue el puntapié inicial para una carrera exitosa basada en su talento como cantante, pero también en la fuerza y la perseverancia para recorrer sin descanso, cientos de certámenes municipales, provinciales y nacionales.
A los 20 años, luego de terminar sus estudios secundarios, viajó a la Capital Federal para asistir al Instituto Nacional Superior del profesorado de Folklore y conoció a Jorge Milikota, compositor y músico con quien empezó a grabar demos y comenzó a presentarlos en público.
Tocando en una parrilla de General Rodríguez para ganarse la vida, fue descubierta por Titán Amorena (dueño del sello DBN), quien le hizo firmar su primer contrato para una discográfica, hecho del cual en 1998 nació “Pasiones”, su primer disco. Ese mismo año actuó por primera vez en el escenario mayor del Festival de Cosquín y también lo hizo en el Festival de Baradero.
En 1999, luego del moderado éxito de “Pasiones”, editó su disco“Revelaciones”, al que siguieron “Resplandor” en el 2000, “Lo mejor de mí” 2002, “Endechas” 2004 y “La Patria digna”2005 y “Vital” en el 2006.
Sin duda que su mayor éxito fue “Zamba de Amor en vuelo” con este logro batir record de pedidos en todas las radios. Omar Pereyra de Cadena Tres Cba recuerda “Ni en el mejor momento de Los Nocheros, de La Sole o del Chaqueño nadie pudo superar la demanda que tuvo Tamara y su zamba de amor en vuelo”Recordando, su carrera y los momentos compartidos, se me viene a la cabeza uno que reafirma su condición de cantante popular entregada a su gente. Fue en Jesús Maria, hace dos años; ella había terminado de actuar y su publico quería estar con ella un poco mas, fue entonces que no tuvo la mejor idea que tomar su guitarra y cantarle a sus seguidores los temas que quedaran sellados solo en su voz, fue un momento maravilloso, el de el artista con su gente, que se entrega, que no acude a vallados policiales ni escapa de su gente. En eso Tamara como nadie supo de la entrega y, será por eso, que extrañaremos, tanto a la persona como a la gran artista.